El Zenit,campeón de la Supercopa de Europa

| sábado, agosto 30, 2008


El Zenit consiguió anoche la Supercopa de Europa, tras ganar 2-1 al Manchester United y a conseguido su 2º trofeo europeo,tras conseguir la pasada Copa de la UEFA. En la primera mitad, fue muy igualada en cuanto a juego,ya que los dos conjuntos creaban ocasiones, pero sin materializarlas. Cuando ya se pensaba que que llegarían empate al descanso, llegó Progrebnyak para poner en ventaja a los rusos al rematar una peinada de un compañero suyo a la salida de un corner, solo tuvo que empujar el balón con la cabeza en el área chica. Tras el descanso, el Zenit sacó a su gran estrella Arshavin, y en los primeros compases de la segunda mitad, el Zenit fue muy superior al Manchester United. Tanto era su superioridad, que Danny se marcó un jugadón y marcó el 2º gol para el Zenit. El partido estaba encarrilado y los rusos se echaron atrás para buscar contras, y mientras el Manchester se echó arriba buscando la remontada. El Manchester puso intriga al partido, tras un corner, la controla Rooney, que centra para Tévez, se la da a Vidic que marca el 2-1 en el marcador. En los últimos minutos de juego, el Manchester buscó a la desesperada el gol del empate. En el minuto 89, Scholes fue expulsado, por meter gol con la mano, era su segunda tarjeta amarilla y se tuvo que ir antes de tiempo al vestuario. En los minutos de descuento, el Manchester intentó remontar,pero no pudo hacer nada y la Supercopa de Europa se marcha para Rusia.

La incentivación: ¿legal o ilegal?

| viernes, agosto 29, 2008


Cada vez que un final de campeonato se acerca, los rumores sobre incentivación (un equipo intentando dar "un poquito más" para llevarse un triunfo, a cambio de una suma de dinero) o sobre soborno (un equipo "yendo a menos", como contraprestación por una buena cantidad de billetes) suelen apoderarse de las pantallas de los programas deportivos más importantes de televisión y radio, a la vez que inundan las redacciones de todo medio gráfico. Sin embargo, no quiero ahondar en ambos temas, ya que con uno sólo de estos dos factores nos alcanza para debatir largo y tendido. ¿Es la incentivación un delito, penado por la ley? Por otro lado: ¿es moralmente reprochable este tipo de comportamiento o de arreglo?.

En cuanto a la primera pregunta, y para dilucidar una duda existencial (?) que muchos, incluso periodistas, suelen confundirse y, a la vez, confundir a la gente que los mira, hay que decir que la incentivación en el deporte NO ES DELITO. Esta afirmación tiene su sustento en una norma de la Ley del Deporte (20.655) cuyo artículo 24 dice:


Será reprimido con prisión de un mes a tres años, si
no resultare un delito más severamente penado, el que, por sí o por tercero,
ofreciere o entregare una dádiva, o efectuare promesa remuneratoria, a fin de
facilitar o asegurar el resultado irregular de una competencia deportiva o el
desempeño anormal de un participante en la misma.
La misma pena se aplicará
al que aceptare una dádiva o promesa remuneratoria, con los fines indicados en
el párrafo anterior.

Si uno se pone a desmenuzar en profundidad la norma en cuestión, claramente puede verse que esta suerte de "dádiva", como elige llamarla el legislador, se entrega para "facilitar o asegurar el resultado irregular de una competencia deportiva (arreglar un resultado) o el desempeño anormal de un participante en la misma (claramente, ir a menos)". En ningún caso la ley menciona el caso de la incentivación como una acción plausible de ser penada. Ahora, la gran refutación que muchos hacen se centra en lo siguiente: "poner un poco más de esfuerzo (léase: huevos, en la jerga) para ganar un partido a cambio de una suma de dinero es equiparable a poner un poco menos de esfuerzo para perder un partido, a cambio de una suma de dinero". Éste es un error muy común y que se suele repetir constantemente en las charlas de café, pero la ley en este sentido funciona muy específicamente. Sin meterme en temas que muchos juristas han examinado mejor que yo (?) existe algo denominado "Principio de legalidad" que impide realizar analogías en el derecho penal (léase: yo no puedo decir que tal cosa es parecida a tal otra, y por consiguiente, le aplico la misma pena). Asumir que los dos casos son parecidos y por tanto la sanción funciona igual es erróneo. Conclusión: la incentivación no es un delito.

Por otro lado, y en cuanto a la segunda pregunta, es mucho más complicado ser tajantes a la hora de ponerse el papel de juez, y decir qué está bien o qué está mal. Esto responde pura y exclusivamente a la escala de valores que tenga cada persona. En un análisis estrictamente personal, pienso que todo se deforma en la Argentina, incluso las trampas. Si en su momento la incentivación apareció como algo novedoso, hoy directamente ya se instaló como una costumbre. Antes, era muy probable que el equipo con el cual el puntero del campeonato tuviese que definir el torneo, con o sin plata de por medio, dejara todo para ganarle, por una cuestión de orgullo. Hoy las cosas son diferentes. Llegados a épocas de definiciones, ya empezamos a escuchar a jugadores de todos los colores (?) que bromean con los famosos "llamaditos" de ex compañero, o bien con las siempre bien ponderadas "valijitas". En síntesis: los jugadores hoy día esperan ese llamado, para poder hacer unos pesos más, jugando con esto de no saberse bien si "van a ir a fondo o no". ¿Está bien? ¿Está mal? Según las normas morales de la sociedad, esto sería altamente reprochable, y creo que de eso no cabe ninguna duda. Ahora, que la situación se da, se da. ¿Cómo se puede evitar? Yo diría que es imposible. Que los jugadores "dejen todo" en la cancha para poder llevarse el triunfo, en cualquier instancia o situación, debería ser lo normal. En la práctica, esto no se da, y lo sabemos todos. Pero: ¿cómo lo probamos?.

El problema surge cuando se confunde la incentivación con el soborno. En el caso de la incentivación pura y simple, y suponiendo que los jugadores reciben el dinero para hacer "un poco más de fuerza", uno no ve con tan malos ojos que exista. Al fin y al cabo, el único proposito es ganar, que es para lo que les pagan el sueldo. Ahora, ya la cuestión moral de si en los demás partidos dan menos de todo lo que pueden dar, habría que arreglarlo con la hinchada (?). El gran problema es esta deformación que se hizo de la incentivación, convirtiéndola casi en hermana del soborno. "Si no me das $50.000 voy a menos". ¿Es incentivación lo que se decida? ¿O es extorsión? Podemos discrepar en eso, pero no en que esto es altamente repudiable. La incentivación mixta (llamémosla desde ahora) es muy diferente en cuanto a sus parámetros que la incentivación pura. Una se utiliza para intentar ganar con todas las fuerzas posibles (?) la otra se utiliza para amenazar con no dejar todo y triunfar en el encuentro. Creo que acá radica la gran diferencia y discriminación que debe hacerse.

Como conclusión a este extremadamente extenso post, me resta decir: estoy de acuerdo en que la incentivación pura no sea penada, pero también ansío ver que situaciones como las anteriormente descriptas ("pagame o voy a menos") no se sucedan más en el fútbol argentino. ¿Cómo hacer para evitarlo? Penándolo. ¿Cómo probarlo? Ahí ya entramos en un terreno escabroso, que es el gran impedimento para evitar este tipo de comportamientos. Ah: ¿no querían evitarlo? ¿Vos decís que el fútbol es un negocio? Nahh, vos me estás cargando...

¿Qué pasa con...el River del Cholo?

|


Con la obtención del pasado Torneo Clausura 2008, muchos dedujeron que aquel juego no del todo convincente que había desplegado el River del "Cholo" Simeone iba a mutar en una nueva versión, mucho más aceitada, y sin esa presión de los 4 años sin haber conseguido títulos de la institución riverplantese. La lógica era simple: si jugando no del todo bien había salido campeón, sólo quedaba mejorar.

Apurándonos a hacer conjeturas, con sólo 3 fechas jugadas en este nuevo Torneo Apertura 2008, la lógica no se dió. El equipo de Diego Simeone aún no ha logrado plasmar ni 1/4 de todas esas ideas futbolísticas novedosas que parece tener su técnico, y parte de esta falta de buen fútbol o, por lo menos, fútbol vistoso, tiene que ver justamente con cambiar constantemente. Ningún equipo puede lograr una identidad propia si un día juega con un 4-3-1-2, al siguiente con un 3-4-3, y al final termina con un 4-2-3-1. Es imposible crear un estilo de juego si se va mutando constantemente. Sin embargo, parecería ser que Simeone está intentando encontrar ese esquema ideal que le permita jugar bien al fútbol, pero también mantener el arco en cero. Por ahora, el sistema que mejor le ha funcionado es el 4-2-3-1. La cuestión pasa por saber si lo mantendrá de una vez por todas o lo seguirá cambiando partido a partido.
Por otro lado, que River no juegue decididamente bien, está claro que no responde en gran parte al mercado de pases que ha desarrollado en el último receso. Repasemos. Se le fueron: Abreu, Sánchez y Ortega (además de J.P. Carrizo). Llegaron: F. Quiroga, volvió Barrado, Galmarini, R. Flores y Salcedo. A priori, uno podría decir que, si bien no salió beneficiado, tampoco es que Sánchez la haya descocido en River (pese al inflador constante que muchos medios ejercían sobre sus actuaciones, y los lujitos que pudiese tirar) o que Abreu haya salido goleador del torneo. El caos de Ortega sí es más particular porque pese a haber jugado poco, generalmente lo hacía en gran nivel (igual, a nivel personal, a River no le podía venir nada mejor que deshacerse de un tipo tan conflictivo). En cuanto a los que llegaron, Robert Flores y Salcedo son los que más interés despiertan. Uno, nacido en Uruguay, por haber aprendido de Juan Ramón Carrasco el fútbol ofensivo a pleno, y el otro por haber metido cualquier cantidad de goles en Newells, y de todos los colores también. Por ahora, no han hecho demasiado.

Habrá que ver que sucede con River. El plantel no es malo ni por asomo, pero tampoco es una pinturita. Sí hay que decir que tienen muchos más jugadores que el 90% del resto de los equipos del fútbol argentino, pero eso muchas veces no quiere decir nada. Hoy vemos a Colón y a Tigre en la punta: ¿tienen un plantel acorde a esta posición? No, pero están. Habrá que ver ahora cuanto duran y cuanto mantienen la presión. River tiene que volver a encontrar ese buen funcionamiento que se iba armando al final del pasado campeonato, y que terminó en su pico más alto prácticamente. Aunque, si gana, quién le va a ir a decir algo al "Cholo"...

La matemática futbolera

|

cambiala todaaaaa!!!!!
En consonancia con la encuesta sobre los sistemas tácticos propuesta por nuestro webmaster, propongo abrir la discusión sobre este tema que sólo fomenta la defensa ciega y encarnizada de 3 o 4 inocentes numerillos y sus respectivas variantes (el nuevo vicio del Cholo).

Antes que nada, quisiera traer a colación a los arqueros, quienes jamás gozaron de un lugarcito en estos esquemas de 10 jugadores que tan en el olvido los han dejado cual si no existieran.

Previamente a ahondar en la cuestión de fondo, válido es mencionar la historia de los sistemas tácticos, si es que existe tal cosa. En un principio eran 11 contra 11, no había fuera de juego, todo era un gran tole tole y los partidos terminaban 18 a 15. Se puede decir que el fútbol organizado y tácticamente jugoso nació en la década del 30 cuando finalmente se afianzó la regla del offside de 2 jugadores defensores entre la línea de la pelota y la del arco. Bueno ya me aburrí de esto, asique resumo. Luego se utilizaron los sistemas W M y M W hasta llegar a consolidarse definitivamente la línea de 4 en el fondo.

En lo que podemos llamar fútbol moderno (del fútbol total hasta ahora) surgen diversidad de posibilidades gracias a la inventiva de tipos como Rinus Michels. Pero lo fundamental es a todas luces el once que compone el equipo que sale al rectángulo sagrado. El técnico es relevante, pero no determinante. Digo esto porque en el fútbol como en la vida, "billetera mata galán", según nuestro filósofo contemporáneo Jacobo Winograd. En consecuencia, por más que a Flandria le pongamos a Guus Hiddink de DT, nunca le va a ganar al Manchester, aunque lo dirija Basile.

De esta ensalada de info variada y bajo ningún punto de vista ordenada, se deduce claramente (cuac!) que son los jugadores los que hacen a un sistema táctico y no a la inversa... He dicho!

Ahora espero con ansias la refutación de mis teorías baratas de charla de café...

La ley del menor esfuerzo

| miércoles, agosto 27, 2008

(El primer afiche del blog, click para agrandar)
Por la vuelta de la ReCopa Sudamericana, en La Bombonera, Boca Juniors y Arsenal medirían fuerzas. El 'Xeneize' llegaba con ventaja tras vencer 3-1 al 'Arse' de visitante, por lo que había hecho 3 goles de visitante (uno del lesionado Palermo), un amplio colchón para ganar esta competición Continental.

Raro fue el comienzo, ¿Raro por qué? Porque a los 15 segundos de partido Arsenal mostraba su ambición tras una clara chance de Carrera, para ser sucedida por una gran atajada de Caranta, uno de los más cuestionados en la noche que se tiño de Azul y oro, pero los de Garnero tienen muchos motivos para sonreír. El primer tiempo, fue a dormir de Boca, digo a dormir porque los de Ischia "sobraron" a su rival. Jugando corto para los costados sin ganas de atacar, y todos presagiabamos que el partido iba a ser un claro bostezo, y que la pelota la ia a tener siempre el equuipo de la Ribera. Todo esto, pudimos pensar luego del golazo de Palacio tras centro de Lucas Viatri, un ejemplo del sacrificio (de estar preso 9 meses a titular en una Copa Continental en Boca). Luego de eso como ya dijimos lo que se podía pensar el partido, en los primeros 45' fue de Boca, teniendo chances, teniéndo el control del balón, y jugando sabiéndose campeón y superior que los de Garnero (o Grondona, es lo mismo). Final del primer tiempo y uno que piensa, "listo ya está". Ud. solamente mire los segundos 45 minutos y se arrepentirá, porque llegaron las emociones, y las sonrisas en el Celeste y rojo.

Comenzó el segundo tiempo, y era más de lo mismo, pero en una expedición de Caranta por el área, Carrera, tomando la pelota de aire estableció el 1-1 y prendió una llamita de esperanza en la cara de los seguidores de Sarandí. Y ahora si. Sale con todo Arsenal ante un Boca sorprendido, ahora las chances de la mano de un intratable Gómez pasaban del otro lado, del lado de los que se tomaron el partido en serio, y así, tras mostrar entusiasmo y amor propio se puso en ventaja el equipo en condición de visita con gol de Matos, y ahora las sonrisas y la hazaña, a pesar de no ser campeones eran notables, y mucho más si a esto le sumamos que el Arse se quedaría con 10, por sendas expulsiones a Báez y a Díaz. Riquelme, de extraño, tirando para malo partido se seguía errando goles. Pero para decorar, y para no ser campeones desastrozamente Riquelme hizo un gran gol de tiro libre para que la hinchada olvide la olvidable -valga la redundancia- actuación del 10 de Boca. El 'Xeneize' campeón, ¿merecido? Si. ¿Con poco? Solo en el segundo partido. Pero campeón.

¿La figura? Battaglia.

Ah, y para que deliren un rato (merecido lo tienen) Boca alcanzó las 18 conquistas internacionales y tiene la misma cantidad que el Milan de Italia.

"El periodismo argentino es el mejor de Sudamérica"

|


En una nueva edición de esta sección que denominamos "Entrevistas", esta vez tuvimos la posibilidad de charlar un rato con un recientemente iniciado en las grandes ligas, Maxi Campobassi. Este joven estudiante de periodismo, oriundo de Bariloche, con la corta edad de 21 años ya ha logrado lo que muchos ansían durante toda su vida: trabajar en uno de los medios gráficos deportivos más importantes del país, el diario Olé (cubriendo la actualidad de Vélez Sarsfield). A punto de recibirse de Técnico Superior en periodismo deportivo, y ya recibido en cursos de especialización en fútbol y en relato y comentario deportivo, Maxi se prendió, nos transmitió sus experiencias y dijo lo siguiente...

- ¿Cómo fueron tus comienzos en el periodismo deportivo?

- Arranqué en Radio Nacional Bariloche, como panelista de un programa de deportes. También fui productor, operador y conductor de otros programas más informales en esa misma emisora y en otras FM de la ciudad. Trabajé en el Diario El Cordillerano y relaté Argentino B y Torneo del Interior (además de la liga local) para una radio de allá. En Capital laburé en varias AM con programas propios y como vestuarista en ascenso. En el 2007 empecé a trabajar en Olé y ahora estoy viendo la posibilidad además de relatar un torneo en un par de AM.

- ¿Cómo te diste cuenta que querías ser periodista deportivo?

- Periodista dicen que se nace y no se hace. Algo de eso hay en mí también. Mi mamá siempre tuvo programas de radio (infantiles) y cuando yo era chico crecía escuchando los programas de ella, entonces me empezó a llamar la atención el tema de la radio. Después de más grande fui viendo cómo era el tema y me encantó. A eso le sumé mi fanatismo por los deportes y la combinación me dió que tenía que ser periodista deportivo. No tuve que hacer ningún test de orientación vocacional; no me veía haciendo otra cosa. Por suerte hoy en día puedo vivir de lo que me gusta y soy feliz haciendo esto. Espero que pueda seguir así.

- ¿Cómo es trabajar en Olé?

- Trabajar en Olé es el famoso sueño cumplido. Cuando me llamaron para decirme que había salido esa posibilidad estaba en Bariloche en una reunión de la radio en la que trabajaba y no lo podía creer. Hoy, un año y medio después de haber entrado aún no caigo. No te das cuenta lo importante que es el medio hasta que quizá no ves la influencia que genera en otros medio o mismo los mails de los lectores que un poco te lo hacen ver. El hecho de que por ahí hagas una nota de tapa, una central o una contratapa y después en otros lados hablen de esa nota es genial. Además, es una experiencia laboral única que, a mí, en lo personal me hizo crecer mucho y me fue abriendo caminos en mi carrera.

- ¿Qué opinás del nuevo fenómeno de los blogs: amenazan o colaboran con el mundo periodístico tradicional? ¿Visitás alguno asiduamente?

- Lo de los blogs me parece que es como todo. Hay de todo un poco. Los que se hacen bien y con ganas son una buena salida para los que no pueden trabajar en otros medios. Los que se hacen mal, sin ganas, sin responsabilidad y donde escribe cada uno que no sabe si burro va con b o con v, me parece una falta de respeto al periodismo. No creo ni que colaboren ni que sean una amenaza, pero sí creo que si están bien hechos son una buena forma de desarrollar el periodismo y que si están mal hechos son una falta de respeto a los que sí le ponen responsabilidad al periodismo en general. No es que me la pase en los blogs, pero entro seguido a los de Vélez para ver qué dice la gente o entro a algunos que me recomiendan pero para distenderme y reírme, no para informarme.

- ¿Cómo ves al momento que pasa el periodismo deportivo argentino en la actualidad? ¿Hay cantidad o calidad?

- Me parece que el periodismo argentino es el mejor de Sudamérica, o así está visto por lo menos. Muchas periodistas de otros lugares de Sudamérica (Colombia, Ecuador, etc) vienen a perfeccionarse o a tomar experiencia en Argentina. De todas maneras me parece que cada vez hay más cantidad y menos calidad. Veo que se tomó al periodismo (sobre todo el deportivo) como un negocio por parte de los que los enseñan y como una salida fácil para muchos de los que lo estudian. Quizá lo ven fácil de estudiar, una carrera corta, y le dicen a los padres que van a estudiar eso para no ir a trabajar. Cada vez son más esos casos y cada vez son menos los que lo hacen por amor a la profesión. Igual, estoy convencido que a la larga se hace justicia y llegan los que aman la profesión y no los que lo hacen porque "no les queda otra".

- ¿Qué opinás de la salida prematura de jóvenes jugadores que, aún sin experiencia en sus clubes, usan artilugios legales para pegar el salto al exterior?

- Me da provoca mucha indignación y me parece que es una falta de respeto hacia el club que los formó y que les abrió las puertas. El hecho de que un club te enseñe todo para que vos seas jugador de fútbol y vos, por plata, te vayas a otro país sin darle nada a cambio al que te abrió las puertas y te formó me parece una barbaridad. Entiendo que a todos nos tienta la plata, pero me parece que hay salidas mejores. Creo que hablando se puede llegar a algún tipo de acuerdo, como pasó con Erik Lamela en River. No digo que los clubes sean santos y víctimas ni que los jugadores sean demonios y culpables, pero me parece que habría que hacer algo con este tema que sea ajeno al club y al jugador. Quizá desde AFA se pueda hacer algo más viable que una ley que nadie cumple.

- ¿Qué opinas del fenómeno de los grupos inversores en los clubes? ¿Es positivo o negativo?

- Yo lo veo como algo que es totalmente negativo. Me parece que es el típico manotazo de ahogado. Es buscar la alternativa más fácil y no la mejor. Obviamente los grupos inversores no tienen la culpa, sino que hacen su negocio. La culpa es de la dirigencia (y sus antecesoras) que no supieron o no quisieron manejar correctamente el club.

- ¿Qué opinás del nuevo rol fundamental que ocupa el mercado en el mundo del fútbol actualmente? ¿Han pasado los futbolistas a ser meros productos del nuevo sistema?

- El mercado siempre fue importante y ocupó un rol fundamental. Hoy en día es la base económica de los clubes y lo que los mantiene vivos económicamente. De ahí que vendan tanto y compren tan poco o tan barato. Que los jugadores son meros productos del sistema no me caben dudas, pero siempre fue así. No sólo ahora. Lo que pasa es que los precios que se manejan ahora, los contratos multimillonarios que cobran algunos, hacen que se los ponga en el centro de las miradas. Pero me parece que ser productos del mercado no es ser víctimas. Ellos mismo piden que sea así, para llevarse después parte del pase, que les corresponde y que les pertenece porque se lo ganan en la cancha. Lo que no está bien, pero no se puede hacer nada, es la desigualdad de lo que cobra un futbolista (deportistas profesionales en general) a lo que cobra el resto.

- ¿Cuántas veces se arrepintió de algo que escribió? ¿Es sano reconocer el error y cambiar la opinión en determinadas ocasiones?.

- Cuántas veces no sé con exactitud, pero varias. Siempre pasa que uno escribe algo y después piensa "debería haber puesto esto o aquello". Siempre es sano y sabio reconocer los errores que se cometen aunque muchas veces por orgullo no se hace. El tema de cambiar de opinión es raro, porque cada uno tiene una opinión formada y no tiene porque cambiarla siempre y cuando tenga cómo sustentarla.

- ¿Qué opinión te merece la gestión Grondona al mando del fútbol argentino desde hace ya 29 años? ¿Debería haber una renovación?

- Me parece que tuvo momentos buenos y momentos patéticos. Creo que ayudó a que crezca en su momento, pero que tomó decisiones para beneficiar a algunos que no eran las correctas (torneos cortos, promedios). Después, los manejos de publicidad que hizo con la Selección no me gustaron para nada. Que es necesario un cambio no lo dudo, pero no sé quién es el indicado para agarrar la batuta.

- ¿La violencia en el fútbol responde a cuestiones sociales, culturales o políticas? ¿Puede erradicarse definitivamente de las canchas del fútbol argentino?

- Responde a cuestiones sociales, políticas, culturales y económicas también. Creo que la sociedad en la que vivimos está inmersa en un trajín de vida que la lleva a descargar lo que le pasa en forma de violencia. Después el tema político es inadmisible. Que los clubes les paguen a los hinchas para que no les armen disturbios, que les den entradas para revender, que los tengan como empleados del club, son cosas inconcebibles que a la larga terminan generando violencia. Un día no les das entradas o no le tirás unos pesos: se enojan y sálvese quien pueda. Me parece que al que mira fútbol se lo puede dividir en tres perfiles: está el simpatizante, que es el que mira el partido para disfrutarlo y que el resultado no le cambia la vida. Está el hincha, que es aquél que va a la cancha y que llora y sufre por su equipo si le va mal o está exultante si le va bien. Por último, está el barrabrava, que es un hombre pago por el club que sólo genera violencia en las canchas y que, me atrevería a decir, en la mayoría de los casos ni siquiera son hinchas de ése club al que “alientan”. La forma de erradicar la violencia sería que no existan las barras, pero en la sociedad que vivimos es imposible.

Nota por: 8 mentiroso
Editada por: 8 mentiroso

Palermo y las lesiones

|

Lesión. Palermo se pierde 6 meses al final de su carrera.

Sabido por nosotros es que, el último domingo, Martín Palermo rompió sus ligamentos cruzados en la Bombonera frente a Lanús, al ir a buscar una pelota dividida. Al caer mal en esa acción, su rodilla sufrió la misma lesión por tercera vez. El goleador xeneixe no suele lesionarse, pero cuando eso le ocurre sendas veces, es de gravedad. A pesar de ser un hombre con gran temperamento, personalidad y amor propio, le será complicado recuperarse de esto, no por su forma de ser, sino por su prolongada edad. Sin embargo, la esencia del post no se basa en qué le sucedió el fin de semana, sino en repasar cómo se dieron las lesiones de Palermo, y como volvió de las mismas. También cabe aclarar, que hay una en especial que es mezcla de mala suerte y un poco de "canchereada", hablando mal y pronto.

Corría el año 1999, y el ídolo Boquense venía de anotar 20 goles en un torneo [récord aún vigente] pero ese campeonato ya había pasado. La cita de ese día era 'El Cementerio de los Elefantes', un recinto difícil para cualquier escuadra ya que Colón se hace extremadamente fuerte en su estadio. Martín llevaba en su carrera, hasta ese momento, 99 goles, y buscaba anotar el tan ansiado gol número 100 en Primera División. Lo logró, pero de una forma muy particular: con su rodilla rota. Fue su gol más triste tal vez, a pesar de ser la conquista que todo jugador anhela (él no era la excepción) pero que traía aparejada esta trágica lesión. Pidió el cambio y los goles de Martín se acabaron por 8 meses.

La vuelta fue aún más partícular que el gol número 100. Esto es increíble, emocionante, y en este momento a los hinchas de Boca se les caerá una lágrima o se les dibujará una sonrisa al recordarlo. Esta era la escena: año 2000, cuartos de final de la Copa Libertadores. Boca - River, pavada de partido. En el Monumental, los de Carlos Bianchi perdieron 2-1 [no existía el gol de visitante] y debían afrontar la vuelta en la Bombonera, con un gol abajo. Para darle aún más expectativa, en la semana había trascendido que Bianchi, tal vez, introducía al goleador casi recuperado en el banco de suplentes. Cuando al 'Tolo' Gallego le comentaron esto reaccionó de manera hilarante para con Palermo: "Si ellos ponen a Palermo, yo lo pongo al Enzo", ironizó con risas de por medio. Finalizaba el partido y Boca era ampliamente superior, plasmándolo en el resultado al vencer transitoriamente a su clásico por 2-0. Debía liquídar la serie para no sufrir las chances erradas en su propia meta. Y pasó lo que muchos temían y otros soñaban. Minuto 85' Bianchi llama a Martín Palermo, quien volvía de la casi terminante lesión (que marginó del fútbol a gente como Luis Zubeldía). Lo anecdótico y especial es que Palermo anotó el tercer gol haciendo delirar y llorar al pueblo 'Xeneize' quien festejó con esa victoria, y devolvió no muy sutilmente el comentario a Gallego (en un cantito bastante particular).

Año 2001, Palermo dá el salto que todo futbolista quiere y se va al Viejo Contiente tras su buena temporada en Boca. El destino: Villarreal. Él, fiel a su costumbre, y como no era noticia, anota un gol, pero al Levante, en cancha del equipo recién mencionado. Luego de convertir, festeja su gol con la afición del "Submarino amarillo" pero algo impensado pasó. Tomó su camiseta y, amagando a dársela a los hinchas, los carteles de publicidad (sobre los cuales también se apoyaba la gente) se le cayeron encima, causando la fatídica lesión. Parecía el final de su carrera pero gracias a su esfuerzo y sacrificio, permaneció un tiempo más jugando en España y luego volvió a la Argentina, en donde fue idolatrado en Boca.

Ahora se volvió a ir, ¿Con qué no sorprenderá el gran goleador? ¿Volverá? ¿Superará a Varallo el día de su vuelta? En 6 meses lo sabremos...

Argentina, la tierra de la intolerancia

| martes, agosto 26, 2008


Se dice muchas veces que la vorágine del fútbol argentino provoca, en cada campeonato que comienza, uno o dos alejamientos de los directores técnicos llevadas 4 o 5 fechas sin buenos resultados. Por más irreal e ilógico que suene, muchas veces esto se plasma en la realidad, y hay entrenadores que tienen que dejar su cargos por una serie de malos resultados en las primeras fechas, jugando bien o jugando mal, jugando ofensiva o jugando defensivamente. Esto resume básicamente lo que es Argentina (puro caos, descontrol, desorden) pero también define lo que es el fútbol dentro de nuestro querido país (pasión, locura, intolerancia). Muchas veces decimos que nada nos puede sorprender, que lo hemos visto todos, pero siempre nos equivocamos...

Esta mañana, en Gerli, donde se entrena el plantel de fútbol profesional del Independiente del "Bichi" Borghi, los jugadores y el cuerpo técnico tuvieron una ingrata visita de un pequeño grupo de hinchas del Rojo, que colgaron una bandera con la inscripción "Poniendo más huevo se ganaba", haciendo clara alusión a aquella otra bandera que el plantel sufrió cuando empató 1-1 en la Bombonera, después de ir ganando 1-0 con 2 jugadores más. Uno puede adjudicar esta reacción simplemente al efecto "post-clásico" y al haber sufrido el empate en el minuto final del partido, pero esto va más allá de eso. Desde que Borghi llegó a Independiente, las expectativas que se generaron fueron enormes. El buen pie y los triunfos que había conseguido el ex Argentinos Juniors invitaban a ilusionarse con un Rojo ofensivo y ganador. Sin embargo, desde que puso manos a la obra, esto nunca se vió plasmado en el equipo. El Rojo, salvo el primer tiempo ante Estudiantes por la Copa Sudamericana, nunca salió a atacar decididamente, y siempre le faltó "5 pal´ peso". A su vez, la situación se agravó por el pésimo desempeño de los jugadores en el pasado domingo, y las temerosas decisiones del "Bichi" de sacar a delanteros para poner volantes. Es sabido que la historia dice que Independiente tiene hinchas con "paladar negro" (que se vió momentáneamente interrumpido en la época de Falcioni, en donde había que sumar o la Promoción iba a estar cerquita) por lo cual esto toma una doble "gravedad", si se quiere. Más allá de todo esto, reacciones como la de esta mañana son inexplicables: intimidar a los propios jugadores por un empate, en una tercera fecha del campeonato, aún siendo ante Racing, es cuanto menos intolerante. Para colmo, desde los medios ya se empieza a hacer circular el rumor de que Borghi "podría alejarse" en los próximos días, algo que no hace sino fomentar esta impaciencia y estupidez general, y que provoca que los clubes entren en círculos viciosos, comprando y desechando jugadores, y contratando y echando técnicos. El desorden no es bueno nunca, y un club de fútbol no es la excepción. Si se entra en la inseguridad general, nunca se va a poder afianzar un proyecto (no digo a largo plazo porque ya es imposible).

Así estamos. 3 partidos, un clásico empatado, y rumores sobre una posible renuncia...

Suplemento Nº2, Argentina Olímpica

|

(clic para agrandar)
Relacionado

Arrancaron los argentinos en el US Open

|


En la jornada que tuvo lugar en el día de ayer, tres fueron los argentinos que obtuvieron interesantes triunfos (algunos más que otros) y que pasaron a una nueva ronda de este Gran Slam tan esperado por nuestros amigos de EEUU.

Por un lado, "Chucho" Acassuso derrotó por 6-4, 6-2 y 6-2 al alemán Michael Berrer y ahora se las verá con la novedad francesa, el pibe Simon, que se hizo famoso por haberle ganado a Federer hace muy poquito, y que le pega con un cañón. Además, es inteligente para leer los partidos y tiene un futuro enorme.

En segundo lugar, David Nalbandian, el genio, el ídolo, aquel que todos queremos ser, venció fácil al brasileño Marcos Daniel por 6-1, 6-2 y 6-4 y parece que su historia se va a repetir: el de Unquillo se agranda en las difíciles. Esperemos que pueda retomar ese nivel que supo tener, y que de una vez por todas se le dé un Grand Slam.

Y por último, el partido más esperado para los argentinos: se enfrentaron el siempre duro Guillermo Cañas (de presente bastante oscuro) y la gran esperanza y promesa de Tandil, Juan Martín Del Potro. El partido comenzó muy fácil para Juan Martín, pero luego se desconcentró, Cañas aguantó y se llevó el set. En el segundo Willy lo tuvo 3-0, pero esta vez fue el joven jugador quien revivió cual Ave Fénix, y en 4 sets (4-6, 7-6 (7-0), 6-4 y 6-1) se llevó el partido. Triunfo bárbaro para el amigo de Pico Mónaco y de Zabaleta, ya que le permite ir afianzándose cada vez más en los torneos grandes, y de yapa seguir con su récord de 20 partidos ganados en forma consecutiva.

El diario, Tapa Nº 2

|

(click para ampliar)

Cuentos chinos

|


Acorde a los soberbios Juegos Olímpicos de Beijing 2008, en los que la China comunista de Hu Jintao desplegó todo su poderío económico con el fin inequívoco de mostrarse como un país abierto y diferente, la ceremonia de cierre estuvo a tono con las 16 jornadas de competición y fundamentalmente con la inauguración.
La pirotécnica organización con un costo superior a los 500 millones de dólares deslumbró a los cinco continentes, pero vale la pena preguntarse: ¿alcanza con unos petardos, un nido gigante y muchísima obsecuencia para limpiar la imagen de uno de los países más retrógrados en cuanto a los derechos civiles y humanos se trata?.

"El mundo aprendió mucho de China y China aprendió mucho del mundo" dijo el presidente del COI, Jacques Rogge, plácidamente condescendiente con el gran tigre asiático que crece a pasos agigantados mientras exporta ciudadanos indeseados a los depósitos mundiales, sección en la que Argentina ganó ampliamente la licitación los últimos 10 años.

La premeditación de los orientales asusta, y no lo digo a la ligera, son muchos y muy metódicos, lo que hace temblar a países chicos y desorganizados como el nuestro. Desde hace una década, China viene preparando el terreno para ser sede olímpica presionando en el COI e incentivando la actividad deportiva con grandes sumas de dinero, por resultado llevaron la delegación olímpica más grande de la historia con 639 atletas y consiguieron 51 medallas doradas y 100 en total.

Para el cierre de esta edición, presentaron a las figuras que serán la imagen de los JJ.OO. de Londres 2012. Aparte de Beckham, la sorpresa fue Jimmy Page, una leyenda viva del rock. El guitarrista de Led Zeppelin llegó junto al jugador de LA Galaxy en el clásico ómnibus londinense que sumado al Big Ben, son las postales más aburridas de la ciudad. Solamente espero que la llama olímpica del 2012 la encienda Page con una viola ardiendo. Quizás así, alguna vez en la vida no me arrepienta de ver una ceremonia inaugural.

El quirófano: Número 2

| lunes, agosto 25, 2008


¡Ay Carlitos, me parece qué me pasó de nuevo!

¡Qué mala pata la de Palermo! Mirá que hay que tener mala suerte para lesionarse antes de meter el gol que supere a Varallo. Aunque, no hay que andar con vueltas: el viejo porque no tiene más ganas de jugar, ¿o me van a decir que Martín tiene más movilidad? Seamos justos, uno esta en silla de ruedas y el otro momificado, es más o menos lo mismo. Incluso creo que ahora Palermo puede tener más control de su cuerpo ya que la movilidad en su rodilla no depende de él (?). Sin duda, la mejor noticia para los amantes del buen fútbol.

Ahora bien, incursionando en lo que dejó el resto de la fecha hay que hacer hincapié fundamentalmente en el clásico de Avellaneda: ¿qué pasó muchachos? ¿Desde cuándo Racing es superior al rival y merece ganar un partido? El fútbol está desvirtuado, que un equipo de Llop patee dos veces al arco en un mismo partido es un hecho sobrenatural. ¿La explicación? Borghi. Claro, lo único que faltaba era que piensen que es buen técnico porque triunfó en Chile. Si con lo fracasados que son del otro lado de la cordillera triunfa hasta Wilson Severino recién operado de rotura de ligamentos.

Bien el equipo de corega Russo, que supo reivindicarse después de quedar eliminado de la Sudamericana y derrotar al candidato de todos.... ¡Estudiantes! Por favor, ¿cuál es el mérito de derrotar a un equipo que tiene a Sensini en el banco? Ninguno, viejo. Un tipo que tiene más goles en contra que a favor en su carrera y que todavía está tratando de tirar el achique contra Nigeria no merece respeto.

El que si merece reconocimiento es Simeone: ¡hay que ser hombre para poner una linea de 3 con Tuzzio y Villagra de stoppers, eh! ¿Quién otro podría tener el coraje de suicidarse de tal forma y reconocer que el partido está perdido antes de jugarlo? ¡Nadie! ¿Alguien le avisó a Tuzzio que con las piernas atadas no se puede correr?
Pero che, la victoria de Banfield no sólo es responsabilidad de Simeone, hay que nombrar a Jorgito Burruchaga, por supuesto, hay que tener conocimiento para hacer figura a Bertolo, un tipo que aun no se sabe como se recuperó del golpe que representa tener a La Volpe de técnico.

Ahora bien, que Tigre sea el líder del torneo ya era mucho, pero que ahora se le sume Colón ya es demasiado. Definitivamente esto no es serio... ¡este torneo es una ver-güen-za que no debe continuar! (?)

Resumen de la fecha: 3º jornada

| domingo, agosto 24, 2008


Es difícil analizar una fecha con tantos matices. Obviamente que nunca se puede dejar satisfechos a todos, pero, por ejemplo, ¿cómo terminó el hincha de Boca? ¿Y el de Racing? Uno, a priori, diría que contentos. Boca juega bien, es el líder potencial del torneo ya que tiene un partido menos y, sin algunas de sus figuras (Caranta, Palacio, Riquelme), muestra un fútbol de alto vuelo y gana todo lo que juega, pero… pero se lesionó Palermo, el emblema, el goleador. Y ahora hay que ver cómo responde Boca. Entonces, la felicidad no es completa. Por lo pronto, ayer, con los pibes, se sacó bien de encima un rival pesado, un equipo que mantiene la base de aquél campeón, pero que dependió mucho de lo que haga Sand en ataque.

¿Y a los de Racing, qué sabor les quedó? Seguramente uno dulce por haberle empatado a su clásico rival en la última jugada del partido. Pero también es cierto que lo pudo haber ganado. Que mereció haberlo ganado. Por actitud, por entrega y hasta por juego. Porque tuvo las más claras (a Lugüercio todavía hay que acomodarle la mira), porque lo jugó como un clásico y porque, con sus limitaciones, siempre fue al frente (teléfono, Borghi). ¿Independiente? Poco y nada. De tibio a frío y de frío a helado después de los cambios del Bichi, que miró más su arco que el de Migliore.

River, San Lorenzo, Vélez y Estudiantes. Equipos candidatos que andan por diferentes caminos. El equipo de Simeone no encuentra el juego (mereció perder con Colón, le ganó bien a Central) y perdió con Banfield. Aplausos para el equipo de Burruchaga, que intenta jugar por el piso y que con los refuerzos como Erviti, Raymonda y Bertolo tiene algo de fútbol espectáculo. Llamado de atención para River que, como se dice, no juega a nada. San Lorenzo, por su parte, empieza a levantar cabeza. Luego de la caída en la primera fecha ante Tigre, Russo empezó a armar su equipo. Cambió el esquema, pudo contar con el Pitu Barrientos y con Ledesma y así despachó fácil a Estudiantes. Mereció ganar. Romeo se reencontró con el gol, Ledesma le dio personalidad al mediocampo y hasta convirtió. Estudiantes, en cambio, mira con más ganas la Copa. Último en el torneo, con un punto sobre nueve y sin poder contar con Verón, el termómetro del equipo, de a poco se empieza a despegar el cartelito de candidato. Aunque, claro, es muy temprano aún para hablar de eso. ¿Y Vélez? Vélez no tiene explicación. Tiene nombres como para ser campeón pero no gana y apenas rescata puntos de local. Como el sábado, ante Tigre, que lo fue a buscar pero sin ideas, con centros como única arma de ataque y con errores de equipo que no puede aspirar a pelear. ¿Culpa del técnico? En parte sí, pero no toda, como muchos acusan. Eso sí, está caminando por la cornisa.

Pero no todas son pálidas, eh. Si no mire a Colón y a Tigre. ¿Quién iba a decir que iban a ser los punteros del torneo? Quizá sólo Mohamed y Cagna. Dos técnicos inteligentes que saben qué quieren sus equipos. Colón arma su equipo de atrás para adelante, se plantó bien en el fondo, le ganó a domicilio a Central y sigue invicto. Tigre rescató un punto del Amalfitani y amenaza con repetir la campaña del Apertura 07.

Además, es imposible no mencionar a los que pelean en el otro torneo. Gimnasia de La Plata le ganó a Huracán en un partido muy emotivo y tomó un poco de aire. Gimnasia de Jujuy sorprendió a Newell’s en una pelota parada y sacó sus primeros tres puntos. Godoy Cruz y San Martín saben que dividen y multiplican por tres y por eso salen a jugar en todas las canchas de igual a igual. No especulan. El Tomba no pudo ante Arsenal (1-2) y el Santo empató como local ante Argentinos, pero sigue cosechando puntos y buenas actuaciones que ilusionan a todo Tucumán con la permanencia.

El fútbol argentino tiene de todo. Eso sí, no diga que no sobran emociones.

Hecho por: Maxi Campobassi (diario Olé)

Somos campeones otra vez

| sábado, agosto 23, 2008


Así es, señores, la Selección Argentina, después de 4 años, volvió a coronarse campeona olímpica derrotando en la final de esta competición al siempre duro equipo de Nigeria. Con un gol de Di María en el comienzo del segundo tiempo, luego de una gran habilitación de messi, el Seleccionado que dirige el "Checho" Batista volvió a repetir el oro que había logrado por primera vez en la historia del fútbol argentino Marcelo Bielsa y sus dirigidos, y vuelve a demostrar la calidad del futbolista argentino a todo el globo terráqueo.

El partido que disputaron en la madrugada argentina el conjunto nacional y su símil de Nigeria no tuvo buen juego, no tuvo calidad ni tuvo destellos de luz (?): era una final y se jugó como tal. Y si el encuentro no fue buen jugado mucho tuvieron que ver las altas temperaturas que se vivieron en Pekín (alrededor de 32º) y la precaución para prever un posible tiempo suplementario. Era totalmente ilógico que, a la 1 del mediodía, y bajo el sol a pleno, cualquiera de los dos equipos saliese como loco a llevarse por delante al rival, cuando todavía quedaba mucho tiempo en juego. Y esto le sirvió a una Argentina que durante todo el torneo desarrolló prácticamente el mismo estilo de juego: mucho toqueteo, mucha posesión de pelota, y a esperar que se abran los huecos para meter el estiletazo y buscar a Aguero o jugar en corto con Messi.

En el primer tiempo lo cierto es que no hubo demasiada emoción. Para graficar esto, basta ver las posibilidades que tuvo Argentina en ataque: una, de la mano del pibe Monzón (¿se irá al Betis finalmente?) con un tiro de media distancia que sacó muy bien el singular arquero de Nigeria (utilizó un coqueto gorrito de lana, para no broncearse de más calculamos). Por el lado del rival, mucho toqueteo intrascendente, muy buen manejo de pelota pero poca agresividad en cuanto a generar situaciones de gol: sólo una, casi de carambola, en donde la famosa frase "3 tiros 1 peso" se aplicaba perfectamente. Afortunadamente para la Argentina, no fue más que un susto. En la segunda parte, Argentina salió con la misma actitud que había demostrado en el primer tiempo, y no se desesperó. Manejó la pelota cuando pudo, y cuando no, se ordenó y esperó a una Nigeria que se adelantaba en el campo de juego, y que se animaba a ir al frente. Sin embargo, muchas veces, en este deporte tan raro que es el fútbol, cuando más buscas, menos encontrás, y esto le pasó a Nigeria que, de estar en una situación de ataque, rápidamente se encontró en desventaja. De un rebote, la pelota le cayó a Messi quien juntó a dos nigerianos, levantó la cabeza y metió un pase hermoso para la corrida de un Di María que venía galopando desde el fondo argentino. Con todo el campo despejado, el ex Central corrió y corrió y, al momento de decidir qué destino darle a la redonda, se puso muy nervioso: la picó magistralmente por encima del arquero.

A partir del gol de Di María, no pasó demasiado en el encuentro, ya que Argentina se dedicó a cuidar la pelota, y Nigeria no tuvo demasiadas ideas. Muchos pases sin destino, mucho pelotazo y fundamentalmente mucho nerviosismo. Había que pasar el rato, para después festejar, y la Argentina lo hizo.

Con fútbol, con garra, con corazón, y fundamentalmente con Lionel Messi, la Argentina volvió a repetir un título tan esquivo en otros años, y además, se tomó revancha de aquella final perdida ante el conjunto africano allá por el 96´. Comienzo redondo para la gestión del "Checho" Batista en el fútbol grande, demostrando que muchas veces la voz de la experiencia de aquel que ya se coronó con un título como un Mundial puede colaborar para generar futuros éxitos. Con figuras excluyentes, sin dudas, como Mascherano (un verdadero patrón) Gago (se consolidó definitivamente) la sorpresa de Pareja (una actuación impecable en todos los partidos que disputó) y la habilidad del mejor jugador del globo terráqueo, Lionel Messi, Argentina ganó, y disfruta el oro.

Alegría Nao Tem Fim...

LA PREVIA: Racing vs. Independiente

| viernes, agosto 22, 2008


El clásico de Avellaneda encuentra, una vez más, a sus dos protagonistas en un momento negativo. Pero claro, dentro de lo negativo las diferencias entre uno y otro son casi abisamles.
Para hablar de los problemas de Racing, no se sabe por donde arrancar debido a la infinidad de conflictos que sufre el elenco de Llop: un equipo sin rumbo, una situación delicada en cuanto a los promedios y, sobre todas las cosas, una debacle institucional alarmante. Tan alarmante que, tal vez, los propios responsables de conducir a la Academia no son conscientes de la importancia de dichos problemas y actúan erroneamente a la hora de tomar decisiones que implican el uso del sentido común.
En cambio, el aspecto negativo en Independiente pasa pura y exclusivamente por lo futbolístico, y tiene que ver con la reciente e injusta eliminación de la Copa Sudamericana a manos de Pompei y Estudiantes. El equipo de Borghi se quedó con el sabor amargo y la bronca natural que conlleva el perder un partido que se tenía controlado y en el cual se vio claramente perjudicado por el arbitraje: la omición de un claro penal en perjuicio de Pusineri en el último minuto.
Pero tampoco es para tirar manteca al techo, ya que el nivel futbolístico no fue el más regular y el desorden ha reinado en gran parte de los partidos disputados por Independiente. Quizás, el primer tiempo en Avellaneda frente a Estudiantes y parte del segundo contra el mismo rival fueron los picos más altos de Independiente en esta temporada que se inicia.

En cuanto a las frias estadísticas (?), el historial dice lo siguiente: En la era profesional jugaron 171 partidos, con 64 victorias de Independiente (273 goles), 46 de Racing (232 goles) y 61 empates.
Independiente mantiene una racha de 6 partidos sin derrotas ante Racing Club. En tanto, los últimos tres partidos culminaron con un empate.

Si bien las ganas de llevarse el clásico están a flor de piel como en cada edición de los mismos, por el lado de Racing no se ve con malos ojos un empate que impida el caos que provocaría una derrota ante el rival de toda la vida.
En contraposición, en Independiente aseguran que solo sirve el triunfo y que saldrán al verde cesped con esa idea en la cabeza.

De pie señores. De pie ante esta generación dorada.

|

Era esperable. Para ser campeones olímpicos primero había que sacarles la medalla de oro a ellos. Los yanquis la tienen atada, no solo por el juego, sino por el tema físico.

Argentina llegó finiquitada físicamente. Se llegó a decir que íbamos en busca del milagro, que había un 80%-20%, un 90%-20%. El partido contra Grecia nos mató, nos dejó sin resto.

Punto aparte merece la lesión de Ginóbili, a tres minutos del final del primer cuarto dejó la cancha y chau, no volvió más. Popovich debe estar colgado de las paredes allí en EEUU. Nocioni jugó todo el partido en una pierna.

También es cierto que no ligamos ni un poquito, pero es evidente que no perdimos por ese condicionante. Quien nos quita la bronca de la falta inexistente que le cobraron a Gutiérrez que permitió al Dream Team irse al entretiempo con 9 de diferencia y un poquito más de aire.

Nocioni se ganó el premio de los huevos de oro. Scola no se queda atrás en ese rubro. Al final Manu evidenció los problemas físicos previos a los JJOO, así y todo se las ingenió para seguir siendo el Maradona del básquet nacional. Pulgares arriba para los grandiosos Oberto que parece que tiene 25 años, Delfino, Scola, y el gran base Prigioni.

Queda la medalla de bronce, la medalla que cobra valor varios meses después de lograrla. Ahora es momento de llorar, descansar y mañana a luchar de nuevo, que el domingo queda un partido más, el que determina si volvemos con algo o con las manos vacías. El bronce vale mucho, vale oro. Esta selección lo merece. Aunque es casi imposible que Manu juegue, tenemos equipo como ya se vió en reiteradas situaciones, por ej, en el maravilloso segundo cuarto. Es clave descansar y dejar atrás este partido.

De estar 21 puntos abajo en el primer cuarto, llegamos a estar a sólo 6 puntos (46-40 que ilusionó y mucho) con un Scola impresionante, luchando sólo contra los monos. De eso habla este grupo de basquetbolistas, de esa manera de jugar, del corazón antes que nada. Si hay algo que este país puede estar orgulloso, es de este grupo de deportistas.

Muchos creen que probablemente esté llegando el final de una generación dorada, la mejor de la historia de este país en ese deporte. Dios quiera que exista un recambio.

Después nos quejamos

|


Ya es habitual en esta parte del mundo luchar contra viento y marea (léase factores socio-políticos) por un objetivo, en consecuencia nos vemos obligados a hacer todo a pulmón para luego caer en la decepción generalizada de las sociedad, sumergidos en la más frívola indiferencia de quienes nos gobiernan.
Con este mecanismo cíclico, perverso e irremediable como premisa, arribaron 136 atletas a Beijing para defender si se quiere los colores de la patria. De esta lista me veo obligado a descartar los 12 basquetbolistas, 6 tenistas y 18 futbolistas que irónicamente el estado subvenciona y paga por participar. De los 100 restantes, hay solo algunos afortunados que gozan de sponsors transitorios y alguna limosna del estado, que con indignación aceptan mientras dure la cosa.

Con la cabeza puesta en las matemáticas, esa misma que se ejercita en muchos hogares argentinos cada fin de mes, a nuestros atletas se les dificulta focalizarse en lo primordial, en eso que los hizo viajar hasta la tierra de las dinastías luego de entrenarse durante 4 años en sus horas libres en un absoluto olvido. Nunca voy a olvidar al Negro Albarracín contando que en Atenas 2004, mientras que a otras delegaciones les llegaban cajas con todo el equipamento cero Km, ellos fregaban sus kimonos percudidos para que les permitan competir y que todo no sea en vano.

Como próximo desafío se presentan una serie de individuos que hace mucho tiempo, al igual que nuestros heroes (así pretendo llamarlos de aquí en adelante), están mentalmente en esos pocos segundos que representan muchas de las disciplinas olímpicas, con la salvedad de que los primeros lo hacen en el sitio de entrenamiento, y los nuestros, en sus trabajos.

Llegando al final de la recta y con las fuerzas casi extintas, se presenta la competencia, el momento por el cual se batalló, se entrenó y tanto se dejó. Con el último envión anímico nuestros héroes intentan realizar la proeza de pasar la primer ronda clasificatoria, para ostentar soñar con una presea y en el mejor de los casos, estar "feliz por haber participado", en palabras de Pietrobelli (atletismo) y Blaum (natación).

Puede considerarse trivial la necesidad de obtener premios deportivos a nivel internacional considerando que nuestras principales preocupaciones son el hambre en el norte, la inestabilidad económica, la inseguridad, la falta de educación, la deuda externa, etc. Pero visto en retrospectiva, sabemos que las grandes potencias mundiales son predominantes en los Juegos Olímpicos, EE.UU. es el líder del medallero de los juegos de verano con 2.191 conquistas, seguido por su opositor, Rusia, con 1.102, logrando su mayor cosecha participando como la extinta Unión Soviética, en una triste reivindicación del poderío rojo.

Con este último planteo, surge una obviedad: el medallero olímpico es un paneo de la actualidad socioeconómica y nos posiciona inmediatamente debajo de Tailandia o una Mongolia lejos de su era de esplendor de la mano del progresista pero sádico e imperialista Gengis Khan.

Pero ya estoy divagando, mejor no me hagan caso, es sólo un mal día. Algo más y los dejo en libertad...

Recuerdo que unos días después de la apertura oficial en Beijing (con pirotecnia y un agotador orgullo nacionalista), en un programa de radio cuestionaban la ausencia del matrimonio presidencial en la ceremonia, a la cual asistieron la mayoría de los máximos representantes políticos del mundo, entre los cuales estaban Bush, Sarcosi, Zapatero y el mismísimo Lula. En mi cabeza desfilaron imágenes de niños muriendo de hambre en el Chaco, miles de muertos en Afganistán... creo que fue la única vez que estuve de acuerdo en algo con este gobierno.
Después nos quejamos de que Clishhhtina se pasee por Paris como Mariana Nanis en sus épocas de gloria.

“Grondona en la AFA es equivalente a Fidel Castro en Cuba: lo mejor... y lo peor”

| jueves, agosto 21, 2008


Con su habitual profundidad y agudeza, el periodista, docente y sociólogo Walter Vargas nos honra a todos los integrantes de FYAM con una sustanciosa entrevista en la que habla de todo y de todos. En su haber, destaca su presente como integrante del equipo de Víctor Hugo Morales en radio Continental y columnista del diario Olé y dos perlas literarias de su autoría, “Fútbol delivery” y “Del diario íntimo de un chico rubio (y otras historias futboleras)", todo esto sumado a la vasta experiencia que otorgan 30 años en el medio.

- ¿Cómo fueron tus comienzos en el periodismo deportivo?

- A los 19 años me inicié en una revista de boxeo, Cuadrilátero. Toqué timbre, dije que quería ser periodista, me tomaron una breve prueba, y quedé. Viajaba todos los días desde Berisso. Un año después empecé a colaborar en la agencia de noticias Télam. Recuerdo perfectamente mi primer trabajo como cronista volante: tuve que pasar por teléfono las formaciones, los goles y las incidencias de un partido de Primera B, Almirante Brown y Argentino de Quilmes. Hablo de febrero de 1979.

- ¿Cómo te diste cuenta que querías ser periodista deportivo?

- Sucedió, y ya. Tenía unos cinco años cuando mi hermana Lilián me enseñó a leer y escribir tomando como base la revista Goles. Un buen día le dije a mi mamá: “cuando sea grande voy a ser periodista de esta revista”. Tres lustros después estreché las distancias entre la fantasía y la realidad: me llamaron de la revista Goles.

- ¿Cómo es trabajar en Olé?

- Es cómodo y es grato, además de un honor. En sus comienzos fui redactor especial, después fui editor, y desde 1997, cuando Víctor Hugo me llamó para ir a Radio Continental, soy columnista. En general me siento respetado, escribo en un formato que se corresponde con mi estilo, y aunque no comparto todo lo que hace o dice Olé, insisto, para mí es un honor ser parte de semejante aventura profesional.

- ¿Qué opinás del nuevo fenómeno de los blogs: amenazan o colaboran con el mundo periodístico tradicional? ¿Visitás alguno asiduamente?

- Le doy la bienvenida a todo lo que implique ensanchar el mundo de las ideas, por modestas que sean esas ideas. Los blogs, pues, forman parte de ese mundo. ¿Si amenazan o colaboran? Las dos cosas, pero depende de qué blog hablemos y de que mundo periodístico tradicional hablemos. No visito ninguno en particular, lo hago rara vez, pero los tengo en cuenta. La gran pregunta, en todo caso, no es qué hacen los blogs conmigo sino qué hago yo con los blogs.

- ¿Qué opinás de la salida prematura de jóvenes jugadores que, aún sin experiencia en sus clubes, usan artilugios legales para pegar el salto al exterior?

- Hay en danza cifras de montos obscenos. Hay, también, una inquietante tendencia al lucro inmediato, contante y sonante. El mundo va para ese lado. El fútbol va para ese lado. El pibe con edad de novena quiere irse cuanto antes, pero antes que él quieren que se vaya su papá, su mamá, su hermano, sus primos, y sus amigos, y los amigos de sus amigos. No me gusta, me hace ruido, no lo fomento, pero esa bola de nieve es descomunal.

- ¿Por qué pensás que el mercado de pases del fútbol argentino se ha encarecido tanto?

- Por aquello de los montos obscenos. Hay una saturación de oferta y una saturación de demanda, lo que no hay es lógica, porque la lógica depende de factores múltiples y complejos, cuando no caprichosos. De última, el jugador vale lo que pueden y quieren pagarlo.

- ¿Qué jugador pensás que puede ser el que le dé el salto de calidad a la albiceleste desde la salida de Diego Armando Maradona?

- Messi, naturalmente. Pero, como enuncia la pregunta, “puede ser”. De momento no es más que una posibilidad.

- ¿Por qué la Selección no ha conseguido ningún título significativo en los últimos años?

- Porque le faltó de todo un poco y siempre lo decisivo. A veces determinación, a veces inspiración, a veces la mano del entrenador y, por lo general, lo que suelo llamar “jugadores Copa Davis”. Guerreros. Gente que con la albiceleste rinda un poco más. Hace rato que aun los mejores jugadores argentinos con la albiceleste suelen rendir un poco menos.

- ¿Qué opinión te merece la gestión Grondona al mando del fútbol argentino desde hace ya 29 años? ¿Debería haber una renovación?

- Salvando las consabidas distancias, Grondona en la AFA es equivalente a Fidel Castro en Cuba: lo mejor... y lo peor. Lo mejor, claro, lo hizo allá lejos y hace tiempo. Urge la renovación, pero algo hacen los clubes y algo hacen (o no hacen) los dirigentes que lo critican puertas afueras de la AFA, para que Grondona siga tan campante.

- ¿La violencia en el fútbol responde a cuestiones sociales, culturales o políticas? ¿Puede erradicarse definitivamente de las canchas del fútbol argentino?

- La violencia en el fútbol responde a cuestiones sociales, culturales y políticas, en el orden que se prefiera y en grado superlativo, pero añadiría un elemento no siempre contemplado: la llamada violencia en el fútbol no sería posible sin una monstruosa cadena de complicidades al interior de fútbol mismo. ¿Si podría erradicarse? Como poder, se podría, pero no me consta que haya una decisión genuina de acometer esa empresa. En una punta el Estado hace mutis por el foro, en la otra punta el hincha presuntamente bueno le pide autógrafos a Rafa Di Zeo, y en el medio se cuecen las habas de las buenas intenciones sin gravitación real, de la conveniencia y de la hipocresía, cuando no del Pilatos.


- ¿Qué opinás del nuevo rol fundamental que ocupa el mercado en el mundo del fútbol actualmente? ¿Han pasado los futbolistas a ser meros productos del nuevo sistema?

- Hace veinte años hablábamos del mercado en el fútbol y hoy hablamos del fútbol (lo que queda del fútbol) en el mercado. Se trata, a la vista está, de un imponente triunfo del mercado y de una clamorosa derrota del fútbol. La segunda pregunta es retórica: está respondida con su sola formulación. Tampoco me gusta eso, por cierto, pero el fútbol y los futbolistas siguen gozando de una extraordinaria capacidad de hacer germinar la belleza en los peores pantanos.

- ¿Cómo ves al momento que pasa el periodismo deportivo argentino en la actualidad? ¿Hay cantidad o calidad?

- Estamos en plena crisis: mucha clave farandulesca, mucho tono fierita, mucha información sin contraste, sin interpretación y sin opinión sustanciosa, y encima poco apego por el buen castellano y mucha condescendencia con cualquier aullido de la moda. Pero, en efecto, hay de todo. En esa misma bolsa también constan los periodistas idóneos de verdad, los que pretenden ser cada día mejores, los que no se creen Brad Pitt porque les piden autógrafos y, en suma, los que no confunden éxito y fama con prestigio.

Nota por: 8mentiroso

Editada por: Román

ZZZZZzzzzzzzzzzzz Argentina VZ Bielzzzzzzzzzzzzzz

| miércoles, agosto 20, 2008

¡Qué partido para el olvido!. Argentina enfrentó a Bielorrusia con pocos titulares (Tevez, Zanetti, Heinze, Colochini, ¿Carrizo?) en lo que fue un partido malo, con pocas situaciones de gol, con poco para analizar y rescatar. Algunas pruebas que poco dejaron. Ledesma sin pena ni gloria, Denis pulgar abajo, ni hablar de ese gol que un 9 no se erra: la pelota picando en el área chica y le dió al travesaño. De todas maneras tendrá su nueva chance de mostrarse. Cavenaghi, con poco, quizás el que más me hizo desear un gol albiceleste: 2 o 3 disparos de afuera del área, buscando el arco como sea porque tocando no había caso. Los europeos se metieron muy atrás y costaba quebrar esas dos líneas de cuatro. Bien Carrizo, tapando un par de pelotas y cortando sin dudar varios centros (hubo más emoción en la pisadita que hizo en el área que en los casi goles argentinos).

Está claro que la Selección "B" (un "B" raro, ya que la supuesta "A" de los JJOO tienen solo 3 jugadores mayores de 23 años) tiene en contra que es un partido sin motivación alguna. Que da lo mismo empatar 0 a 0 como sucedió que ganar 4 a 0. Pocos le van a dar importancia y este artículo debería haber terminado antes seguramente.

Definitivamente todas las miradas están enfocadas un poco más abajo, hacia China.

Personalmente saco tres conclusiones: más pista para Jonás Gutierrez, apostar a Carrizo y más oportunidades a Cavenaghi.

Como dijeron los relatores, esperemos que los goles que faltaron hoy, estén el sábado.

EL GRAN PROBLEMA OLÍMPICO ARGENTINO

|

Cuando uno ve los deportes populares en Argentina, es común ver como peleamos ahí arriba. Léase fútbol, básquet, hockey femenino (al fin y al cabo, es el deporte más jugado por mujeres) rugby (éste último no entra en las disciplinas olímpicas, por ahora) y tenis.

Más de una vez escuché decir abiertamente en la calle "Ehhh, que grande, somos los mejores en todo", cuando ganamos. Y cuando perdemos, somos la vergüenza mundial. En eso tenemos algo de parecido en nuestros vecinos uruguayos. Ganamos-Somos Dios, Perdemos-Somos villanos.

De todas maneras esa última afirmación poco tiene que ver con el meollo de este artículo.

Que somos los mejores, que estamos siempre ahí peleando. Pero vienen los juegos olímpicos y ahí estamos. Últimos en el medallero. Si bien recién ayer, por el oro obtenido por la dupla ciclística Curuchet-Perez, pudimos abandonar esas posiciones; tampoco nos sobra nada, estamos 40.

Y vemos que hay competencias y competencias, pero que no tenemos competidores. Atletas que van y participan sabiendo que no pasan de la primera ronda. Nos representan y poco parece importarnos. Porque cuando Ale García está ahi compitiendo todos hacemos fuerza para que salte un poco más alto y llegue a competir al menos contra la Rusa Yelena Isinbayeva, pero luego de los JJOO difícilmente pocos sepan en que anda la garrochista, y pocos la conozcan en la calle.

¿Que papel cumple el gobierno? A nivel de importancia, es el principal responsable. Es que en argentina NO HAY POLÍTICA DEPORTIVA directamente.

Ninguna disciplina deportiva cuenta con el apoyo gubernamental. Ni siquiera el fútbol: es que este deporte es tan popular que se autoabastece solo, más allá de que sea un deporte profesional.
Hockey, Rugby, deportes populares pero no profesionales, tienen los problemas ya conocidos por todos: absolutamente todos los gastos tienen que ser pagados por las mismas deportistas, salvo que alguna que otra beca, que recibirán palos, u otras cosas, pero viajes, alojamientos, todo representa una gran dificultad. El mayor problema lo representa el día a día. Uno, si quiere estar entre los/las mejores del mundo, tiene que entrenar todos los días doble turno. ¿Y cuando se trabaja? Hay que comer y vivir. Entonces a entrenar de tarde y trabajar de mañana. Y cuando jugamos contra Australia a rogar que tengan un mal día las otras.

Hace unos cuantos días hablé con la ex "Leona" Vanina Oneto y me comentaba que tampoco pueden hacer mucho para presionar al gobierno para la profesionalización de ese deporte, o al menos para que pasen una beca mensual de por lo menos 600 pesos. Ese tiempo de presión, ir al obelisco a cortar la 9 de julio (?) salir en la TV frente al Congreso peleando, es tiempo seguramente perdido, que aunque no parezca cansa, y al fin y al cabo es tiempo de entrenamiento perdido. Tiempo que pierden para poder estar más cerca de las mejores del mundo, repitiendo el error nuevamente y perdiendo la posibilidad de pelear por una medalla en los próximos JJOO.

Ni hablar de deportes como Natación, Atletismo, Gimnasia, Judo, Remo, Tiro, etc etc etc etc etc... Ellos no tienen posibilidad de nada, están simplemente sujetos a sus condiciones natales sobre el deporte y sobretodo a las posibilidades económicas de la familia, de tal manera que lo banquen.

Así es como en EEUU es todo lo contrario: tienen 80 medallas en los Juegos actuales y contando. Aunque es cierto que los norteamericanos se van al otro extremo, habiendo casos de que en las Universidades muchas veces "hacen aprobar" exámenes con tal de que sigan en esa institución por el talento que tienen.

Se me viene a la mente una anécdota. Dos inviernos atrás viajaba a Mendoza de vacaciones, y mi acompañante de asiento era un chico muy amable y hablando me entero de que se trataba de Sebastián Melchiori, gimnasta artístico, de los mejores que representa nuestro país. No sólo que no lo reconocí, ni aún cuando me dijo el nombre (lo cual como periodista deportivo me avergüenza mucho) sino que me contó todos los problemas que tienen día a día para estar en un nivel de competencia mundial. Para que se imaginen, el viajaba solo, sin entrenador, a un campeonato nacional en un gimnasio importante en Godoy Cruz. Él mismo se tuvo que pagar su pasaje y su alojamiento y no pudo pagarle siquiera a su entrenador. Conclusión: va y participa solo. Con lo necesario que debe ser tener al menos a un ser querido.

Mientras siga esta política (que no existe de hecho) el deporte argentino arañará 2 o 3 medallas por Juegos Olímpicos, alguna quizás de algún deporte no profesional. Pero no aspiremos a más de eso...

Básket: Argentina ganó y pasó a la semifinal

|


En ciertas ocasiones, una persona siente que ya ha vivido una experiencia que atraviesa en el presente, en algún tiempo anterior del pasado; el famoso "deja vu". Hoy a la Selección Argentina de Básket le pasó algo parecido. En un partido a puro coraje y muy luchado, el Seleccionado del "Oveja" Hernández superó, como hace cuatro años en Atenas, a Grecia, en los cuartos de final, ganándole por 80-78, y pasó así a las semifinales de los Juegos Olímpicos, donde se medirá con el equipo más favorito para ganar los JJOO, el "Dream Team" de EEUU.

El partido fue constantemente luchado por ambos equipos, y pese a haber estado en ventaja en la mayor parte del segundo tiempo, a Argentina le costó contrarrestar la altura de los griegos, que no sólo se movían muy bien debajo del canasto, sino que también tenían la capacidad para encestar triple tras triple. Uno de los factores clave de esta victoria pasó por la defensa, encabezada por el inmortal "Chapu" Nocioni, que lesionado y todo, entró para finalizar el partido y para darle esa cuota de garra y de sacrificio que hace la diferencia. Ginobili tuvo una tarea bastante buena, encestando hasta 3 triples seguidos, y manteniendo el score en un primer tiempo que fue hiper parejo, y donde solo llegaban a sacarse 1 o 2 puntos de ventaja. Por otro lado, una de las figuras de la cancha, sin lugar a dudas, fue Carlos Delfino, que entrando desde el banco, metió casi todos los puntos en el último cuarto (hizo 23 puntos, y 15 en el último cuarto) y fue la carta en la ofensiva más importante del conjunto argentino.

El próximo rival será el siempre difícil equipo de EEUU. Vale recordar que, si bien se los superó hace 4 años (también en semifinales) este equipo no tiene casi nada que ver con el anterior. Para estos JJOO, los estadounidenses se prepararon con todo, y ya no son solo individualidades, sino que conforman un verdadero EQUIPO, con muchas estrellas, y comandado por el gran admirador de Messi, Kobe Bryant.

Sin lugar a dudas que fue un triunfo bárbaro, porque se demostró que el hambre de gloria que tienen estos jugadores no se acabó en un Mundial o en la gloria de los JJOO de Atenas 2004, sino que sigue intacta, y va por más...

Las ligas Supergol

| martes, agosto 19, 2008


Vista la vuelta del Gran DT, del gran Seleccionador y de sendos managers virtuales futbolísticos, no nos quedamos atrás y tenemos este proyecto y esta recomendación:
A todos los lectores les decimos desde nuestro espacio que se anoten a este juego, (mejor que GDT porque consiste en partidos) hablamos de "El juego Supergol", que a pesar de no ser muy famoso y no tener demasiada propaganda, lo conoce mucha gente y de hecho muchas personas lo juegan. El torneo comienza en la 7ma fecha y debemos decirles algo a todos ustedes: ¡Fútbol y algo más tiene su liga!, pueden anotarse en la liga (luego de anotarse en el juego, obvio) yendo al menú "Liga de amigos" y poner:
Nombre: Futbol y algo mas
Contraseña: Supergol

Si esta liga se llena (quedan 6 vacantes, las ligas son de 13 equipos) se irán creando más para dividirse en algo así como categorías, ejemplo: FÚTBOL Y ALGO MÁS "A", FÚTBOL Y ALGO MÁS "B NACIONAL", y sucesivas categorías.

Anotense, si no se anotan no saben lo que se pierden (?). Ah, además como frutilla del postre hay premios...

Ampliaremos.