Sangre, sudor y muchas lágrimas

| sábado, agosto 09, 2008


En un desenlace inesperado y emotivo, Paula Pareto consiguió la primer medalla (bronce) para Argentina en los JJ.OO. de Beijing 2008 en Judo en categoría mujeres hasta 48 kg, convirtiéndose en la primer conquista de esta disciplina en la historia.

Tras ser vencida por la múltiple campeona japonesa Ryoko Tani (campeona Sydney '00 y Atenas '04) , a la que la argentina describió como "una Maradona para nosotros", consiguió la clasificación en repechaje frente a la china Wu Shugen a quien superó ampliamente.

En el encuentro por el 3º podio frente a Ok Song Pak de Corea del Norte, la porteña de 22 años estaba abajo por 1 a 0, pero sobre el final logró derrotarla con un Waza-ari para luego de un prolongado estudio del fallo por parte del 4º árbitro, se derrumbara en lágrimas al haber superado sus objetivos. "La medalla era un sueño muy difícil. Vine aspirando a un séptimo o un quinto lugar", declaró emocionada.

En el video (¿gentileza de canal 7?) se ve claramente el momento en que Pareto logra poner de espaldas a su rival aprovechando un traspié para luego someterla (mozooo, un poco de barro para la mesa 4!!!!).



video

La decepción de la jornada fue el rosarino Miguel Albarracín, quien era una de las esperanzas más firmes en Beijing para disputar una medalla. En 16avos. de final cayó por ippon frente a Minho Choi (¿es brazuca?) y en repechaje, donde su compatriota triunfó, el negro claudicó ante el iraní Masoud Akhondzadeh por yuko para sorpresa del mundo judístico (?).